logo

Bienvenidos A Esencial Farmalisto

Diseñado en el acompañamiento y asesoramiento a pacientes con enfermedades crónicas.
Nuestra Galeria

Bogotá, Colombia

Top
Sexualidad

La sexualidad

La sexualidad es un aspecto importante en la vida, y suele tener un peso relevante en las relaciones de pareja. Existen muchas cosas que puedes hacer para que la enfermedad afecte lo menos posible las relaciones íntimas.

Es necesario que conozcas las consecuencias que los tratamientos y la situación emocional que atraviesas puedan generar sobre la sexualidad. A pesar de estos cambios, pueden alcázar una sexualidad satisfactoria después de haber tenido un diagnostico de cáncer.

Para lograr esto, es muy importante que vivas los cambios físicos con naturalidad, tengas información completa al respecto y no aplaces este tema.

Es posible que notes cambios en el funcionamiento sexual. Algunas personas sienten que ha disminuido su deseo sexual y la frecuencia de las relaciones. Puedes llegar a sentirte menos deseada y propiciar menos el contacto físico. Esto es frecuente y esta relacionado con diferentes factores físicos y psicológicos.

A nivel físico.

Los tratamientos contra el cáncer pueden causar sequedad vaginal, dolor durante las relaciones sexuales o disminución en la capacidad de alcanzar el orgasmo.

El cansancio físico, la preencia de dolor y el malestar general pueden afectar tambien el deseo sexual.

A nivel psicológico:

La ansiedad, el estrés, la depresión y algunos fármacos también pueden provocar falta de deseo y pérdida del placer.

Los cambios en la percepción del atractivo físico, en la autoestima y la imagen de si misma como consecuencia de la enfermedad y los tratamientos pueden disminuir el deseo sexual.

Si es muy complicado hablar de estos temas, no dudes en pedir ayuda a un especialista.

Recomendaciones:

1. Considera buscar nuevas formas de dar y recibir placer. Cuando se habla de sexualidad e intimidad no todo gira alrededor de las relaciones sexuales.
2. Hazle saber a tu pareja qué necesitas: por ejemplo, dale ideas sobre cómo prefieres que te acaricie.
3. Recuerda que independientemente de la etapa de la enfermedad o el tratamiento que estés recibiendo, las caricias y los masajes entre la pareja siempre son posibles. Recibir caricias también es una forma para sentir placer. Guía a tu pareja acerca de la forma de acariciarte que te resulta más satisfactoria.
4. Habla con tu pareja. Explícale cómo te sientes, infórmale si te sientes lista para iniciar de nuevo una vida sexual, o bien explícale si no te sientes preparada y necesitas más tiempo.
5. Las molestias ocasionadas por la sequedad vaginal pueden mejorar y desaparecer empleando lubricantes vaginales (no hormonales) antes de cada relación y humectantes y vaginales. Pregunta al médico cuáles son las mejores opciones.

Entradas Relacionadas

Compartir

Sin Comentarios

Sorry, the comment form is closed at this time.