logo

Bienvenidos A Esencial Farmalisto

Diseñado en el acompañamiento y asesoramiento a pacientes con enfermedades crónicas.
Nuestra Galeria

Bogotá, Colombia

Top

Cicatrices después de la cirugía

Gran parte de los tumores son tratados con abordaje quirúrgico, independientemente de que antes o después se añada tratamiento con quimioterapia o radioterapia. Puede que esta cirugía le haya producido alguna complicación a corto plazo como son, entre otras, la infección de la herida quirúrgica, hematomas o seromas (acúmulos indeseados de sangre o suero respectivamente) pero también puede sufrir complicaciones a largo plazo que se podrá tratar exitosamente, entre las cuales destacaremos las cicatrices anómalas.

Cicatrices después de la cirugía

Estas cicatrices pueden ser:

  • Cicatrices hipertróficas: aparecen poco después de la cirugía y consisten en protuberancias fibrosas, rojizas, limitadas a los bordes de la herida. Suelen  acompañarse de picor. Afectan generalmente a heridas que se cierran con tensión. Pueden desaparecer o al menos disminuir espontáneamente.
  • Cicatrices queloideas: aparecen meses después de la cirugía y consisten en protuberancias rojo-purpúricas o hiperpigmentadas de bordes irregulares y bien delimitados que sobrepasan más allá de los límites le la herida. Puede acompañarse de picor, dolor y a veces ulceración. No desaparecen espontáneamente y el intento de su eliminación con cirugía puede empeorarlas claramente. Son zonas más propensas a presentar este tipo de cicatriz la espalda, hombros o escote.

Cuidados

Presoterapia: se utilizan generalmente geles o láminas de silicona. Dichas láminas se dejan en contacto con la piel casi las 24 horas del día, retirándose en el momento de la ducha, cuando se lava la herida y la lámina y se aprovecha para airear la zona.
• Crioterapia: el uso de nitrógeno líquido se ha utilizado tradicionalmente por los dermatólogos para disminuir las cicatrices queloideas.
• Una buena opción de tratamiento, aunque no permanente, sería el uso de maquillaje corrector en la zona que, aplicado correctamente no sólo neutraliza el color sino que por su densidad y con la localización adecuada puede resaltar otras zonas de la piel, disimulando la cicatriz.
• La micropigmentación es una opción más permanente utilizada para tratar de disimular la cicatriz postoperatoria, ya sea una cicatriz normal

Entradas Relacionadas

Compartir

Sin Comentarios

Sorry, the comment form is closed at this time.